3 tips que has de tener en cuenta para realizar un análisis externo

lee el post: “Microentorno – macroentorno. El entorno de marketing de una empresa by MARKETINGKING7

 

 

 

 

 

El análisis externo nos proporcionará información de los factores externos a la empresa que pueden perjudicar el cumplimiento de los objetivos (amenazas) y de los factores externos a la empresa que pueden favorecer el cumplimiento de los objetivos (oportunidades). Implica:

Análisis sectorial: Un sector empresarial es un grupo de empresas que suministra a un mercado. El entorno sectorial está formado por tres tipos de jugadores:

  • Clientes.
  • Proveedores.
  • Competidores.

Los beneficios ganados por las empresas en un sector están determinados por tres factores:

  • El valor del producto para el cliente.
  • La intensidad de la competencia.
  • El poder de negociación de los proveedores.

Es posible la identificación de mercados de referencia apoyándonos para ello en tres dimensiones diferentes:

  • El servicio básico que presta el producto con el fin de atender a una necesidad (función básica).
  • Las tecnologías que pueden ser utilizadas para atender esa función básica.
  • Los diferentes grupos de clientes que integran el conjunto total de mercado.

**Aquí os animo a repasar los apuntes sobre Consumering, de Javier Rovira.

El análisis sectorial nos permitirá detectar los factores que impulsen la mejora de la empresa a través de un conocimiento exhaustivo del sector en el que se mueve la empresa. Con relación a esto, surge el concepto de nichos de mercado, que supone un análisis de las necesidades de los clientes y debilidades de la competencia, para así poder adaptar los objetivos de la empresa a las debilidades detectadas.

2. Dinamismo de la empresa

Los resultados internos de la empresa dependen, en un porcentaje alto, de las características del entorno en que se mueve y de la capacidad que tiene la empresa de asimilar este entorno y de administrarlo eficientemente.

Las fuerzas motrices de la dinámica del entorno las componen aspectos de tipo cualitativo (relaciones de intereses económicos y de poder, relaciones de influencia, diferenciación estructural de las empresas, etc.) que hacen complejo el esquema de funcionamiento de las empresas.

  1. El macroentorno y el microentorno
  • Macroentorno: Todos aquellos factores que afectan a todos los sectores de la economía y que pueden tener influencia sobre los resultados empresariales. La incertidumbre del entorno es uno de los principales problemas para la empresa y la toma de decisiones. Por eso, se suele recurrir al análisis PEST (factores político-legales, económicos, socioculturales y tecnológicos).
Elementos necesarios que debemos considerar en el análisis PEST. Imagen propiedad de ENEB
  • Microentorno: Todos los elementos del entorno que pueden afectar sólo a las empresas de un determinado sector. El sector de actividad es el marco de referencia para analizar la competitividad de la empresa, es decir, su situación respecto a los competidores y su capacidad para sobrevivir.

Desde hace muchos años, se ha incidido en la necesidad de que las organizaciones tenían que cambiar para hacer frente a un entorno económico cambiante, global y con nuevos riesgos. Desde el punto de vista de la estructura, los especialistas en dirección destacan estas nuevas necesidades:

  • Disponer de organizaciones flexibles y adaptables a los cambios.
  • Fortalecer y concentrarse en los procesos que crean valor para los clientes.
  • Implantar enfoques multidisciplinares en la gestión.
  • Orientar la actividad a los resultados.
  • Desarrollar enfoques motivadores en la gestión del talento y las personas.
  • Generar mecanismos que faciliten la innovación permanente en productos y procesos.
Anuncios