¿Qué es la cadena de valor y qué actividades analiza?

Cadena de valor

Según la wikipedia, la cadena de valor empresarial o, simplemente cadena de valor, es un modelo teórico que permite describir el desarrollo de las actividades de una organización empresarial generando valor al cliente final, descrito y popularizado por Michael Porter en su obra, Competitive Advantage: Creating and Sustaining Superior Performance.

 

Es decir, la cadena de valor es el proceso que necesita tu empresa para producir un producto de valor que atienda las necesidades del cliente.

Actividades primarias

Forman el proceso productivo básico de la empresa desde el punto de vista físico. El modelo de la cadena de valor distingue cinco actividades primarias:

  • Logística de entrada (interna): comprende operaciones de recepción, almacenamiento y distribución de las materias primas.
  • Operaciones (producción): procesamiento de las materias primas para transformarlas en el producto final.
  • Logística de salida (externa): almacenamiento de los productos terminados y distribución del producto al consumidor.
  • Marketing y ventas: actividades con las cuales se da a conocer el producto.
  • Servicio post-venta o mantenimiento: agrupa las actividades destinadas a mantener y realzar el valor del producto mediante la aplicación de garantías.

    lee el post: “Análisis Estratégico en la Cadena de Valor” by Juan Carlos Fernández

Actividades secundarias

Las actividades secundarias (o de apoyo) están formadas por:

  • Infraestructura de la organización: actividades que prestan apoyo a toda la empresa, como la planificación, contabilidad y las finanzas.
  • Dirección de recursos humanos: búsqueda, contratación y motivación del personal.
  • Desarrollo de tecnología, investigación y desarrollo: generadores de costes y valor.
  • Compras.
Anuncios

Cómo identificar las fortalezas y debilidades de tu empresa

lee el post: Análisis interno

 

 

 

 

 

 

 

 

El éxito de una empresa en una determinada industria depende de sus factores internos. Por tanto, tenemos que realizar un análisis interno teniendo en cuenta que:

  • Es un proceso analítico.
  • Permite conocer la situación real de la organización en un momento dado.
  • Permite descubrir problemas y áreas de oportunidad, con el fin de corregir los primeros y aprovechas las segundas.

Los recursos y capacidades de la empresa son las que permiten obtener una rentabilidad superior a los competidores de la organización y generan la capacidad de crear y mantener una ventaja competitiva. Aquí entra en juego la rentabilidad de la empresa:

  • Los recursos especiales: patentes, imagen de marca, tecnología, etc., y los activos humanos: liderazgo, experiencia, relaciones, motivación, etc.
  • Las capacidades distintivas: algo que la empresa hace mejor que el resto: su ventaja competitiva.

Para saber si los recursos y capacidades de la empresa son valiosos deberán tener las siguientes características:

  • Escasez. No pueden ser fáciles de obtener por parte de los competidores.
  • Relevancia. Se refiere a la relación del recurso con los factores de éxito del sector, de modo que marca el grado de utilidad del mismo.
  • Durabilidad. Se refiere a la vida útil del recurso y las capacidades que proporcionan a la empresa una ventaja competitiva.
  • Inmutabilidad. Ha de ser difícil a los competidores copiar los recursos y capacidades de la empresa.
  • Transferibilidad. Esta característica se refiere a la dificultad para comprar y vender libremente los recursos entre las empresas.
  • Sustituibilidad. Dispondremos de recursos y capacidades de valor siempre y cuando los competidores no puedan sustituir dichos recursos o capacidades por otros de iguales características.
  • Complementariedad. Determinados recursos y capacidades son valiosos cuando se encuentran en conjunto, de modo que su valor por separado es menor.
  • Apropiabilidad. Se refiere al hecho de que la empresa se apropie y haga suyos esos recursos y capacidades.

¿Cómo determinar la ventaja competitiva de una empresa? El modelo VRIO

El modelo VRIO Fue desarrollado por Jay Barney (1991) y se fundamenta en la teoría basada en los recursos y permite determinar la ventaja competitiva de una empresa.

Se deben identificar los recursos, los cuales se pueden clasificar en financieros, físicos, individuales y de organización.

La evaluación de los recusos de la empresa considera:

  • El valor: ¿el recurso otorga valor a la posición competitiva de la empresa?
  • La rareza: ¿el recurso lo poseen pocas empresas?
  • La inimitabilidad: ¿las empresas que no cuentan con el recurso se encuentran en desventaja?
  • La organización: ¿la organización de la empresa es apropiada para el uso de este recurso?

La empresa deberá especificar de qué recursos dispone y valorarlos. Por ejemplo, recursos tales como la infraestructura, los trabajadores, la imagen corporativa o las relaciones con los proveedores, entre otros. Básicamente de lo que se trata es de valorar todo lo que caracteriza a una empresa para determinar su ventaja competitiva.

Los recursos o elementos básicos de una empresa que atienden a su objetivo son:

  • Humanos.
  • Materiales.
  • Técnicos
  • Financieros.

lee el post: 3 tips que has de tener en cuenta para realizar un análisis externo.

Pasos para realizar un análisis estratégico.

lee el post: “Análisis estratégico aplicado a los profesionales” by Retos directivos

 

 

El análisis estratégico consiste en recoger y estudiar datos relativos al estado y evolución de los factores externos e internos que afectan a la empresa, así como las capacidades que forman parte de la organización.

Este análisis sirve para que la organización conozca en cada momento su posición ante su reto estratégico.

Ya hemos visto en el artículo: “Fundamentos de la estrategia empresarial” que la empresa debe identificar el mercado sobre el que sea competir y definir una estrategia. Es decir, he de tener claro hacia dónde quiero ir y qué quiero ser. Para ello definíamos:

  • Una misión:
    • Lo que pretende cumplir en su entorno o sistema social en el que actúa la empresa.
    • Lo que pretende hacer.
    • Para quién lo va a hacer.
  • Una visión: representa la proyección en el presente de las expectativas de la empresa sobre lo que quiere ser y hacer. Consiste en definir hoy el proyecto empresarial que se irá concretando en el tiempo.

Os dejo un ejemplo facilitado por ENEB “Supongamos que somos los directores de una empresa dedicada a la venta de electrodomésticos. En este ámbito, el mercado es realmente competitivo, por lo que nos fijamos como visión estar entre las cinco mejores empresas dedicadas a la venta de electrodomésticos de nuestra ciudad. Así, y en función de esta visión, deberemos fijarnos toda una serie de acciones que conformarán la misión, con el fin de llegar dónde nos hemos propuesto. De este modo, nuestra misión podría consistir en lograr trabajar con las marcas de electrodomésticos más prestigiosas, ofrecer un servicio de atención al cliente postcompra personalizado o implantar la entrega e instalación de los productos en 24 horas“.

Una vez esto claro, la empresa deberá analizar sus puntos fuertes y débiles, incluyendo un análisis de elementos externos e internos a la empresa.  Para hacer este análisis utilizamos un DAFO (Debilidades, amenazas fortalezas y oportunidades) o en inglés SWOT (Strengths, weaknesses, opportunities and threats).

Un DAFO suele representarse en forma de matriz donde:

  • Las fortalezas y debilidades forman parte de los atributos de la empresa, por tanto son de origen interno (los recursos de capital, personal, activos, calidad de producto, estructura interna y de mercado y percepción de los consumidores, entre otros.
  • Las oportunidades y amenazas forman parte de los atributos del ambiente, por tanto son de origen externo (de carácter político, legal, económico, social o tecnológico).

Una vez la empresa ha identificado aquellos aspectos clave que la caracterizan desde los ámbitos internos y externos, podemos realizar un análisis CAME (corregir, afrontar, mantener, explotar), que nos ayudará a definir el tipo de estrategia que se debe utilizar y seguir.

Podemos distinguir 4 tipos de estrategias:

  • Estrategia ofensiva: combina las fortalezas de la compañía con las oportunidades del entorno. Se caracteriza por la explotación de nuevas líneas de negocio y nuevos mercados, así como la explotación de las relaciones con los clientes (E de explotar).
  • Estrategia defensiva: combina las fortalezas de la empresa con las amenazas del entorno, por ejemplo la ampliación de la gama de productos o servicios, un plan de calidad orientado a la satisfacción del cliente o la mejora en la gestión de los productos y stocks (M de mantener).
  • Estrategia de reorientación: Combina las debilidades de la empresa con las oportunidades del entorno. Algunas de las acciones son la internalización de la gestión de las principales materias primas, inversión en I+D o incrementar la capacidad productiva para abarca nuevos clientes en el mercado. (C de corregir).
  • Estrategia de supervivencia: se refiere a la combinación de las debilidades de la compañía con las amenazas del entorno, como el desarrollo de un sistema de información adecuado o la búsqueda de los recursos adecuados, entre otros. (A de afrontar).

En los siguientes post, hablaremos sobre los aspectos a tener en cuenta para realizar el análisis externo y el análisis internos de la empresa.