¿Cómo abrir tu tienda online?

 

 

 

 

Para conseguir tener una tienda virtual con el tráfico y el volumen de ventas de Amazon hacen falta muchos recursos económicos, técnicos, logísticos, etc. Sin embargo, los medios que se necesitan para tener un pequeño negocio en Internet son muy asequibles.

La realidad es que el gran comercio electrónico es una meta que sólo han podido alcanzar unos pocos empresarios capaces levantar y mantener una superficie comercial física. Para que el mercado virtual funcione, tiene que haber una empresa potente, solvente, activa, actualizada y dinámica detrás.

Por lo tanto, hay que ser realista con los recursos de los que se dispone y con los objetivos que se plantean, ya sea en el mundo físico o en Internet. Para una pequeña empresa con grandes pretensiones los costes de desarrollo seguramente serían elevados, y el mantenimiento del sistema es complejo. Sin embargo, para una empresa grande, el esfuerzo sería menor y conseguiría mayor rentabilidad, seguridad, comodidad e imagen en menor tiempo.

Además de los factores tecnológicos, es imprescindible conocer cuánto cuesta “abrir” una tienda virtual. Hay muchos sitios web que ofrecen este servicio completo: desde el alta de un dominio para la página web hasta la atención al cliente.

En la página www.comerciosonline.com, por ejemplo, se ofrecen diferentes servicios como realización de todo el proceso, mantenimiento de la tienda, soluciones integrales de comercio electrónico, software de actualización de páginas, sistemas de personalización, etc. Las tarifas que ofrecen son variables, personalizadas según los servicios que requiera la empresa.

En pocos años, han surgido numerosas empresas, generalmente consultoras de eBusiness, que crean tiendas virtuales y ofrecen otras soluciones para el comercio electrónico, por ejemplo, www.ese-consulting.comwww.ese-consulting.comwww.qualityconta.comwww.solinnova.com.

Anuncios

Si me ofreces un cupón descuento, te compro un curso de Community Manager!

Pues sí. Últimamente dedico parte de mi tiempo a ojear los mails con las ofertas diarias de empresas como Groupón, Letsbonus, Groupalia, etc. Se está convirtiendo casi en una rutina. Siempre tengo un momento para echarles un vistazo. Sobre todo ahora que casi todas tienen aplicaciones para móviles.

He comprado casi de todo: sesiones de fotos, de estética, de fotodepilación. Salidas al mar, a la montaña, a comer. Estas Navidades incluso avisé a mi familia de que los regalos iban a ser cupones. A mi madre un cupón con una joya, a mi hermana una sesión de spa para dos, a mi sobrina una cámara de fotos… todo con unos suculentos descuentos, que han hecho que, aunque no con buen efecto, pueda regalar algo digno estas paupérrimas Navidades.

Y lo último: un curso de Community Manager con más de un 60% de descuento. Un chollo, vamos. Ya lo he empezado. Como siempre, las primeras veces suelen ser lentas, con errores y contraseñas irreconocibles pero, con un poco de paciencia y soporte técnico, en dos días ya funciona todo perfectamente. Tengo unas 80 horas para hacerlo y todo el manual y los recursos que quiera online.

El curso consiste en una sesión online, después la lectura del tema en formato pdf (o papel) y la realización de un ejercicio autoevaluable. También se ha de realizar ejercicios propuestos por el profesor, con el que se puede conectar online.

Así que he pensado dos cosas:

La primera: que utilizaré mi blog para colgar mis apuntes. Y son eso: apuntes. No se si es necesario publicar la propiedad intelectual en el caso de los apuntes, pero estoy a disposición de quien se sienta representado para informar y publicar dónde y de quién es el curso en cuestión.

La segunda: creo que más de una y más de dos empresas (micro, autónomo o pyme) deberían mirarse este tipo de plataformas. Existen muchos productos y servicios que pueden ofrecerse con descuento para reactivar el consumo a la vez que se ayuda al consumidor. Si se gestiona bien la base de datos que se debe obtener, puede ser una buena fuente de promociones posteriores y de repetición de compra.